​La revisión de la Directiva de Derechos de los Accionistas 2007/36/EC, modificada por la Directiva 2017/828/EU, conocida como la "SRD II", despliega sus efectos el 3 de septiembre de 2020, cuando entra en vigor el Reglamento de Ejecución 2018/1212. 

La directiva fomenta la implicación a largo plazo de los accionistas tratando de asegurar que las decisiones en las compañías se tomen teniendo en cuenta los intereses de los accionistas en el largo plazo, considerando en todo momento cuestiones socioambientales. La implementación de la Directiva está llamada a marcar un antes y un después en el mundo del "proxy voting", incrementando la visibilidad de los accionistas para los emisores en la Unión Europea.

La transposición de la SRD II en España se encuentra pendiente de aprobación, la cual se espera en los próximos meses. Será a partir de ese momento cuando se puedan valorar todos los efectos que tendrá sobre los procesos de voto y la transparencia accionarial.


Derechos y Obligaciones

La SRD II afecta a todos los participantes del mercado, desde los emisores a los intermediaros, los inversores institucionales, gestores de fondos, proxy advisors e incluso a los accionistas minoritarios. Así, mientras que los accionistas se benefician de una comunicación más transparente y ágil con la sociedad emisora, los intermediarios y otros participantes del mercado son quienes se enfrentan a los retos de cumplir con los nuevos requisitos de la legislación y adaptar sus sistemas y procedimientos.

El impacto inmediato es amplio: desde un incremento de la visibilidad del accionariado gracias al derecho a “conocer a tus accionistas”, hasta nuevas obligaciones en materia de transmisión de información y comunicación de juntas de accionistas. Y más aún, la SRD II persigue facilitar el ejercicio de los derechos de los accionistas y el proceso de las instrucciones de voto. 

Liderando el cambio

Como líder global en servicios a emisores, Computershare hemos seguido muy de cerca el proceso legislativo en toda Europa y comenzamos a desarrollar soluciones desde fases muy tempranas, con el fin de asegurar que nuestros clientes puedan cumplir con los nuevos requisitos y beneficiarse de las nuevas posibilidades que otorga la normativa desde el primer día. Gracias a nuestra estrecha relación y continua colaboración con todos los eslabones de la cadena de voto y la industria de la intermediación, en Computershare estamos posicionados para ayudar a los emisores a adaptarse al nuevo escenario sin sufrir ningún impacto negativo y extraer el mayor valor posible de las ventajas que ofrece la Directiva.

El HUB de Computershare

Bajo la SRD II los emisores tendrán que interactuar de manera más habitual con numerosos participantes del mercado como inversores institucionales, accionistas, depositarios centrales de valores (DCVs) y agentes de voto (proxy voting agents). Para ayudar a los emisores a cumplir con las obligaciones recogidas en la normativa y asegurar que pueden gestionar sus comunicaciones relacionadas con la junta de accionistas de una forma centralizada y eficiente, hemos desarrollado lo que llamamos el Hub de Computershare. Se trata de una plataforma paneuropea conectada a un número creciente de participantes del mercado y que permite a los emisores simplificar la gestión de la junta general de accionistas desde el nuevo escenario post SRD II.

La aplicación del HUB en cada país depende en última instancia de los servicios prestados por Computershare en ese mercado.